fbpx

TERAPIA FLORAL ALKIMICOS

Actualmente, los remedios de Flores de Bach son suaves y seguros, por eso se los utiliza en todo el mundo tanto a nivel particular como recetados por médicos y profesionales del sector de la medicina complementaria, psicoterapeutas, consejeros, dentistas, veterinarios y sanadores.

arbol de la vida

Edward Bach definía a la enfermedad como un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo. Si este desequilibrio continúa por cierto tiempo sin tratamiento, se produce la enfermedad en el cuerpo físico. Escribiéndole a un colega afirmaba que: “la enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental y solo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”.

El Dr. Bach decía que todos somos producto de la misma fuente que el llamaba Amor y por lo tanto todos formamos manifestaciones de él. También sostenía que venimos a la tierra con esa chispa divina en nuestro interior, para entrar en un cuerpo físico y con una mente, y que el ser interior o alma viene a cumplir una misión específica, igual de importante para todos, de manera que si nuestra personalidad no sigue los impulsos emanados por el alma se presentará un conflicto que se evidenciará con un bloqueo en el flujo de nuestra energía y se manifestará como un síntoma emocional en desequilibrio. De tal forma, si ese desequilibrio se prolonga, producirá manifestaciones físicas llamadas enfermedades que, con los tratamientos tradicionales, perduran en el tiempo ya que se atacan los efectos sin llegar a las causas.

A partir de los descubrimientos del Dr. Bach han surgido diferentes terapeutas y elaboradores que ampliaron y aportaron mayor precisión a sus teorías.

Incluyo  en los preparados Alkímicos además de los Florales de Bach:

  • Florales de California (Elaboradora Patricia Kaminsky)
  • Florales PHI (Elaborador Andreas Korte)
  • Florales del Mediterraneo (Elaborador Lopez Clemente)
  • Florales de Bush (Elaborador Ian White)
  • Florales del Pacífico (Elaboradora Sabina Pettit).

Todos ellos han demostrado compromiso, seriedad y continuidad en la obra de Edward Bach.

Scroll Up